top of page

10 cosas que debés saber antes de ser DJ

¿Qué desea uno cuándo decide ser DJ? ¿Espera algo o lo hace por pura pasión? ¿Cuales son aquellos objetivos por los que mantiene viva la ilusión de poder vivir de la música? Preguntas que todo artista se hace en algún momento de su vida, y que difícilmente puede encontrar una respuesta clara y certera en la brevedad.


De lo que hay que estar seguros es que este camino al éxito (depende lo que es el éxito para cada uno) no se construye de un día para el otro, sino que son años y años de esfuerzo y sacrificio que muchos no tienen en cuenta a la hora de arrancar en este mundo.

"Días buenos y días malos tienen todos... de los errores se aprende..." célebres frases que seguro escuchaste y que nunca les diste importancia. Bueno, en este proceso van a tomar un gran valor para ayudarte a crecer como el artista que soñás ser.
 

Amor por la música

Se podría decir que es la regla número uno en todos los aspectos. ¿Quién haría algo sino es por propio gusto y placer? ¿Acaso te imaginas a un futbolista que no le guste jugar al futbol, o a un matemático que no le guste hacer cuentas?


Si hay algo que se aprende en la vida es que las cosas hay que hacerlas por la propia pasión que uno tiene. Y aunque parezca innecesario decirlo, si queres ser DJ para ser famoso, multimillonario y andar de yate en yate, dejame decirte que no es por ahí...


Por supuesto que uno lo puede llegar a conseguir, pero cuando no hay una pasión que te incentive, tarde o temprano, cuando veas que las cosas no salen, probablemente te des por vencido.


Quienes aman y sienten la música (los famosos melómanos) no siempre buscan llegar a un objetivo en específico, sino que lo hacen por el propio cariño que le tienen. Y hasta a veces sin pensarlo ni buscarlo, terminan consiguiendo mayores cosas que aquellos que lo intentaron por la fama... porque el amor mueve montañas (re romántico).



 

Es un largo viaje

Como bien se mencionó antes, el "éxito" no se consigue de un día para el otro ni cae por arte de magia. Para los que todavía no se animaron a dar ese primer gran paso hacia cumplir sus sueños de ser DJs tienen que saber, y no es para asustarlos, que es un viaje muuuuy largo.



¿Acaso hay un destino al cual llegar? Eso depende de cada uno y de los objetivos que tienen en mente, pero lo único que se puede asegurar es que la forma más rápida y segura de alcanzarlos es con la constancia y el trabajo día a día. Porque esas horas frente a la computadora son al mismo tiempo menos horas para llegar a lo que uno siempre deseó.


Además el tiempo es aprendizaje, y cada día te vas a ir dando cuenta de nuevas cosas que van a marcarte en tu esencia como artista. Tanto desde tu propio estilo musical, como moverte dentro de la escena y hasta como trabajar como un artista hecho y derecho.


Así que no traten de saltearse pasos ni quieran llegar lo más rápido posible a esa meta. A veces es mejor vivir y disfrutar el proceso para que luego se goce más lo que tanto se anheló.

 

Ser Dj no es solo pasar música

Ser DJ en si no sólo implica ir a un boliche, pasar música y listo. Si uno quiere tomarse esto enserio, lo tiene que pensar como un trabajo más al cual le debe dedicar una gran cantidad de horas y ocuparse de otros puntos que no están relacionados directamente al pasar musica. Porque aunque no parezca y para sorpresa de muchos, el hecho de mezclar solo corresponde a una pequeña parte de ser DJ.


Piénsenlo de esta manera, tal vez en los años 80 o 90, el número de DJ era escaso, y con mezclar bien alcanzaba para ganarte una horas en una cabina... pero hoy todo cambió.


Es por esto que para poder sobresalir es necesario incursionar en el mundo de la producción, empezar a moverte dentro de la escena, tener las redes activas y crear así un producto.


En primer lugar, la creación de música te va a permitir sacar tu propio sonido y conocer que es lo que te gusta, marcando una gran diferencia por sobre el resto; mientras que la otra arista va a generar que gente dentro de la escena sepa quien sos y que tu nombre empiece a circular cada vez más.



 

Tolerancia a la frustración

Muchos serán los días en los que sientas que no servís para esto, que no sos bueno y que nunca vas a lograrlo... estos pensamientos van a ser muy frecuentes, y sobre todo cuando sentís que las cosas no te salen. Pero esto también forma parte del proceso.



Aprender a convivir con los errores y buscarle la salida a los momentos difíciles van a ser importante para darte cuenta del porque estas persiguiendo este sueño. Romper la barrera de la frustración te hará más fuerte y comprenderás así como lidiar a futuro con estos duros momentos.


¿No te sentís a gusto con la música que mezclas? Cabeza arriba y a escuchar muchos tracks nuevos. ¿No te gusta lo que producís? A buscarle la vuelta, pero siempre tratando de crecer y nunca caer en el pozo de la tristeza.



En la constancia y esfuerzo están los resultados, aunque también a veces esta bueno tomarse descansos. Despejar la cabeza, dejar de pensar en aquella frustración que te tiene de mal en peor y disfrutar de la lucha por lo que amas. Esa es la clave.

 

Constante aprendizaje

Cómo diría mi madre "el saber no ocupa lugar"... y cuanta razón que tiene. Muchos se encierran en saber lo básico como para soltar los libros y enfocarse de lleno en las bandejas, aunque eso es uno de los peores errores que se pueden cometer.



El estar constantemente ingiriendo nueva información no sólo te va a permitir saber más a fondo lo que estas haciendo, sino que te da las herramientas necesarias para que tu creatividad vuele más alto. Suena raro pero es así, cuando uno conoce más sus equipos o los sistemas con los que trabaja, sabe cómo funcionan y que hacer para que las cosas salgan a su propio gusto.


Además con la tecnología que ya conocemos, no es necesario leer hojas y hojas de libros o manuales, ya que el poderoso Youtube nos simplifica todo. Antes de dormir un tutorial por noche, y cuando te des cuenta, vas a haber aprendido mucho más que si te quedas estancado en lo que ya sabes.


 

Montaña rusa

Habrán días buenos y días malos; momentos de tristeza donde nada te sale bien, y momentos de felicidad donde sentís que nada ni nadie puede pararte. Así es la dura vida del artista, una verdadera montaña rusa de emociones casi incontrolables.



Y seguro te preguntarás, ¿Cómo hago para lidiar con esto? Bueno, eso es algo que sólo uno mismo sabe responder, pero lo que te aconsejamos es que primero y en principal tengas en mente que esto es algo inevitable de la vida. Una vez que lo hayas aceptado es cuestión de saber enfrentarlo y superarlo.


Cómo mencionábamos antes, si no te sentís inspirado, si crees que no es tu día en el studio o simplemente tenés la cabeza en otras cosas, a veces es mejor no forzarla porque puede terminar empeorando la situación. Lo más recomendable es hacer cosas que no requieran de una exigencia y sean de puro disfrute como escuchar música, salir a pasear, ver una película, hacer ejercicio, estar con amigos... momentos que te distraigan de tus bajones anímicos, para luego recobrar fuerzas y superar estos baches.

 

Respeto

Aunque no parezca, la escena de la música electrónica no es tan grande como todos creen, por ende, suele suceder que todos se conocen con todos, por lo que mantener el respeto con tus colegas es casi tan importante como la música que pasas.



Ser educado, ayudar sin esperar algo a cambio, tratar a todos por igual... consejos de vida que dentro de este ámbito cobran el doble de importancia ya que uno nunca sabe con quien puede llegar a estar hablando o con quien se puede cruzar en las fiestas.


 

La escena puede ser cruel

"Hay gente que quiere verte bien, pero no mejor que ellos...", y aunque duela o no guste, así es una parte de la escena electrónica. Cuando el egocentrismo toma el poder, muchas veces harán lo posible para rebajarte.


Y no sólo es eso, muchos organizadores tratarán de pagarte menos de los que acordaron en una fiesta o intentarán aprovecharse de vos con el objetivo de salir ellos beneficiados. Es por eso que siempre hay que estar con mil ojos y atento a todo para no salir perjudicado en estas situaciones.



Como sabrán, los contactos en la escena lo son todo, y gracias a esto (o por desgracia), algunos artistas llegan a los mejores lugares sin haber hecho un cuarto del arduo trabajo que si emplean día a día quienes se merecen estar en ese lugar. Es por eso que sólo queda convivir con esta injusticia de ver como algunos con pocos años mezclando ya están en las cabinas que uno siempre soñó, sueña y soñará.


Sin embargo, no todo es así en la escena. También vas a encontrarte con grandes personas que si intentarán sacar lo mejor de vos y verte crecer como artista. Te ayudarán en el proceso, te guiarán por el buen camino y te enseñarán a ser buena persona con los demás.


 

Poder de adaptación a los cambios

Muchos le temen a lo nuevo, a lo desconocido, pero el limite de cada uno son aquellos miedos que no pueden enfrentar. Es por esto que los cambios no tienen que ser vistos como algo malo, sino como puertas a nuevas cosas y lugares.



Uno como artista no tiene que encasillarse en un género en específico y no sólo por el hecho de ser más versátil, sino porque la escena en sí también va mutando y, quieras o no, te tenés que ir adaptando de a poco a la nueva música y tecnología que va saliendo.


Pensá en los DJs de hace 15 años que tocaban sólo con vinilos, tarde o temprano la gran mayoría tuvo que mudarse a las compacteras, primero con CD y después con pendrive. Es por eso que tratar de evitar estas cosas sólo te hará quedar un paso atrás respecto de los demás, aunque obviamente no hay que seguir la mandada de ovejas blancas. A veces es mejor ser la oveja negra y destacar por ser diferentes a los demás con tu propio estilo.

 

La búsqueda de una esencia

Al principio pareciera ser que siempre estuvo con vos, pero con el paso del tiempo te vas a ir dando cuenta que aquel estilo que siempre escuchaste no es el que te identifica (no siempre suceden estas cosas). Encontrar la esencia de uno mismo como artista no es nada sencillo. Es identificar el estilo que te gusta producir y mezclar, con el que verdaderamente sientas la música de una manera inexplicable.



Muchos lo descubren de manera sencilla y a otros les lleva años. Ambos casos son totalmente normales y tampoco hay que desesperarse si no lo logras. Como habrás leído hasta ahora, esto es un largo camino y apurar las cosas no va a traer ningún beneficio.


Unos consejos para poder ir bien encaminado en encontrar este estilo es darle importancia a los tracks que verdaderamente te ponen los pelos de punta y preguntarte cual es la similitud entre todos ellos. Una vez que hayas logrado eso, vas a ir de a poco descubriendo la clave para sacar eso que te hace único.




636 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page