top of page

10 red flags que todo DJ debería ver

Como todos los rubros en la vida tienen su lado bueno y su lado malo, la escena de la música electrónica y, uno como DJ, no están exentos a eso. Pedidos, situaciones incómodas o tensas, engaños y hasta choques entre las partes que organizan un evento serán cuenta corriente para un mundo el cual no brilla tanto como uno se lo imaginaba.



Si bien no hay que englobar a todos en la misma bolsa, es necesario que uno como artista logre captar estas famosas "red flags" para que no se aprovechen y quieran pasarlo por encima o mismo no respeten su propio trabajo que es el de ser DJ.

 

Por el pancho y la coca

¿A quién no le paso de que lo llamen para tocar en un bar y te dicen que a cambio tenes una comida a elección y una consumición?. Todos queremos comer y tomar, eso no está en duda, pero uno no se rompe el lomo día a día para tocar y recibir a cambio un plato de comida.



Lo fundamental y una de las cosas más importantes en este camino es poder valorarse a uno mismo y su trabajo. Si no se logra eso, es normal que los demás tampoco lo hagan. Transmitir y hacer entender a los demás que, tus arduas horas de mezcla y práctica, valen más que una hamburguesa con cerveza, va a ser el puntapié inicial para hacer de tu carrera, algo más profesional.


Además, ¿Quién no quiere vivir de ser DJ? Todos queremos eso, cumplir ese anhelado sueño, pero no se puede a base del "pancho y la coca", por lo que, imponerte un precio que vos creas razonable y que sientas que lo valga hará que te de un estatus a la hora de ir a tocar. Y si alguien no quiere pagar eso, problema de ese organizador u organizadora... haciendo las cosas como corresponde va a dar sus buenos frutos.

 

Llevar tus equipos para tocar

No hay nada mejor que tocar con la comodidad de tus equipos, saber como funcionan todos los parámetros, pero ¿Qué sucede cuando esos equipos hay que exponerlos a los riesgos de la noche? Bebidas, robos, posibles golpes, etc... Ahí es cuando optas por dejar todo en tu casa y llevar solo un pendrive con la música.


Uno como DJ no tiene la obligación de llevar su consola y hasta su computadora a la hora de tocar, eso es tema de la organización del evento. Ellos son los que se tienen que encargar de alquilar los equipos en buen estado y asegurarse que todo ande a la perfección para el buen desempeño de los artistas de la noche.



Si te piden de poner tu controladora o lo que tengas a disposición de la fiesta, simplemente hay que explicarle a esa persona que no es un tema tuyo sino de la fiesta en si. Uno como artista no tiene que poner sus equipos de trabajo hogareños, lo único que hace es ambientar la fiesta con su arte: la música. Además, si algo le llega a pasar a tus equipos, la fiesta ni nadie que trabaje ahí se va a hacer responsable de lo que les suceda.


Por otro lado, llevar tus cosas es doble contraproducente porque te llega a suceder algún imprevisto y te tenes que ir y dejar tus cosas ahí para no cortar la fiesta... después, ¿Quién se hace cargo de llevarte las cosas a tu casa? o imaginate estar pendiente toda la noche de que ningún vaso se le caiga encima... más de la mitad de la fiesta no la vas a poder disfrutar.

 

La fiesta es nueva y no hay referencia alguna

Como siempre hay una primera vez... y ninguna fiesta comenzó siendo un gran éxito ni copando todos los clubes, pero lo que si hay que estar atento como DJ a quienes son las personas que organizan estos eventos. En lo posible buscar recomendaciones y reseñas de gente que ya haya trabajado antes con ellos o mismo como se manejan.


La investigación de esto es clave, no solo para saber con quien estas entablando una relación laboral, sino también para saber donde te estas metiendo, porque es probable que la organización te prometa mucho para convencerte de tocar y, llegada la fecha de la fiesta, ni la mitad de las cosas que te dijeron suceden o aparecen.


 

El line up no tiene coherencia musical

Una de las claves de una fiesta, por no decir la principal, es la música. Para que eso salga a la perfección es necesario varios puntos a tener en cuenta y uno es la correcta selección de artistas y su orden en el Line-Up.


Si un organizador/a quiere que el evento tenga una historia que contar de principio a fin, lo ideal sería que el orden de los artistas sea acorde a sus fuertes musicales. No sería lo mismo poner a Richie Hawtin primero y Hernan Cattaneo después, que si lo hicieran al revés. Acá no se rige por quien es mejor o peor, sino por la intensidad de su música y lo que uno puede llegar a ofrecer que el otro no.



Estos casos en donde el respeto musical de los line-ups se pierde un poco es en los festivales grandes. Si bien tratan de seguir un orden musical, dividiéndolo hasta por escenarios, lo que usualmente se hace es meter a los headliners al final del día y a los que convocan a menos público al principio.


Pero en el caso de las fiestas no tan masivas, el hecho de respetar ese orden y generar un clima es crucial para que la noche se vuelva única, porque aunque no parezca, muchos ravers tienen una construcción critica muy severa sobre lo que van a escuchar. Y si uno como DJ no logra dar su mejor performance al ponerlo en un horario al que usualmente no está acostumbrado, es probable que no tenga una mejor referencia a posteriori.


Sin embargo, un punto si a tener en cuenta es que uno como DJ y selector musical tiene que tener la capacidad y habilidad de adaptarse a cualquier circunstancia a la que se lo ponga a prueba, ya sea desde una fiesta a la tarde, como en el horario de Open, Warm o Close, porque ya se sabe que en el Main todos pueden lucirse tirando lo que más les guste en la pista.

 

Tocar gratis

"¿Che podes tocar "de onda"? Es para el cumple de un amigo"... ¿A quién no le llego esta invitación para tocar sin un pago a cambio? Claro está que la gran mayoría no llegó acá por la plata, sino por su pasión por la música y el hecho de querer compartir música con los demás, pero tampoco uno va a regalar su esfuerzo y horas de búsqueda de tracks a cambio de nada.



Como se mencionó antes, hacerse valorar es la clave primordial para que el resto te empiece a ver como el artista que sos y lo que te mereces, por lo que, si uno quiere ser profesional y vivir de esto, tocar gratis no una opción muy viable de que digamos.


Obviamente como todo, hay excepciones. Si un amigo muy cercano tuyo quiere hacer una fiesta privada entre un circulo cercano, no sería conveniente cobrarle algo, más sabiendo que es gratis la entrada. Pero bueno, ya ahí depende de cada uno y de lo que crea correcto hacer. Pero cuando hay un dinero de por medio entre la organización y quienes quieren asistir al evento, lo correcto es que vos recibas un pago por el trabajo que estas haciendo.

 

Los equipos no son los que pediste

Cuando uno se empieza a profesionalizar como DJ y armar su presskit, que es su carta de presentación, ubica en claros términos cuales son los equipos que desea utilizar cada vez que toca, desde compacteras, mixer y, hasta en algunos casos, el sonido.



Con esto esclarecido con los organizadores del evento, ellos si te contratan tienen el deber de respetar esta y otras normas más para cumplir con su parte y que el artista se sienta a gusto a la hora de brindar su show.


Ahora, si los propios organizadores no pueden conseguir estos equipos a pocos días del evento o tuvieron un percance con ellos, no es algo a lo que el o la artista tenga que atender. Desde su labor de hacer la fiesta tienen el deber de cumplir con las condiciones dadas de antemano. Si esto no sucede, el o la artista tiene todo el derecho a no presentarse en el evento ya que los requisitos no están dados para que se pueda llevar de manera acorde el evento.

 

La organización te quiere pagar después de la fiesta

Como se mencionó antes, uno como artista se tiene que hacer respetar y si quiere vivir de esto, hay que poner en claro los términos y condiciones de cada uno, entre ellos, el fee o mejor conocido como el pago.



Lo ideal es que paguen una parte por adelantado cuando se cierra el acuerdo entre el artista y la fiesta, y que el resto se abone el mismo día de la fiesta pero antes de que te toque subir a la cabina. Muchos organizadores suelen tirar la famosa "si una vez que termine la fiesta te pago" o "cuando termine con todo te mando" para luego nunca más aparecer y vos quedarte solo con la mitad de lo acordado...


Es por eso que ser firmes con este tema, aunque sea algo delicado, es crucial para que te respeten por lo que haces, porque al fin y al cabo es un trabajo al cual le dedicas muchas horas. A nadie le gustaría que demoren semanas en que te paguen tu salario o mismo que nunca te lo paguen.

 

Gente en la cabina

Este es un punto bastante subjetivo y que depende de cada DJ. Como habrán visto, en estos últimos años se puso de moda copar las cabinas del artista con gente invitada del público. Si bien hay algunos a los que no les molesta esto y hasta les llega a gustar por el simple hecho de tener a la gente más cerca y generar así ese calor que transmite la pista, hay otros DJ que prefieren tener la cabina vacía al 100%.


Entre los posibles nervios, las luces, el fuerte sonido y las personas que se encuentran a tu alrededor, el trabajo del artista se vuelve sumamente complicado. La concentración se dispersa por completo y es hasta casi imposible para algunos poder llevar a cabo su labor de manera correcta.



A pesar de lo que a uno le guste o no, muchas veces la fiesta decide obviar esto y meter gente en la cabina igual... red flag alert. Si el artista no lo pide, la cabina debe estar completamente vacía. Es como si estuvieses en la oficina haciendo algo importante y tuvieses a tus compañeros molestándote constantemente atrás tuyo.


Es por eso que respetar lo que el artista diga a la hora de llevar a cabo su trabajo es fundamental para que el mismo pueda desenvolverse sin problema.

 

Sin contrato

Suele pasar muchas veces que se acuerda de palabra entre las diferentes partes las condiciones y negociación para bajar a un DJ a la fiesta. Sin embargo eso no es lo ideal...



Aunque parezca un poco engorroso y administrativo, plasmar todas las condiciones, pagos, fechas, entre otros importantes puntos, en un mail o en un contrato físico es fundamental para que estos mismos se cumplan sin imprevistos ni sorpresas. Esto permitirá que ya quede asentado el acuerdo y no haya dudas al respecto.


Porque en el caso de que esto no se haga y sea solo de palabra, es posible que alguien de las diferentes partes quiera aprovecharse y modificar algún punto mencionado anteriormente. Total... no hay nada escrito.

169 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page