Escena electrónica Argentina


Sus inicios


Se habla de música electrónica como movimiento a partir de finales de los años 80 y comienzos de los 90. Sus inicios se ubican por un lado, en los raves de Radio Energy y por otro lado, en las primeras fiestas internacionales, como la edición porteña del Love Parade de Berlín.

En nuestro país, cerca de 500 mil personas se reunieron en el día de la primavera del año 2000 bajo el lema: "AMOR PAZ Y DANCE", y posicionaron a Argentina y a toda América Latina en el panorama global de la escena electrónica.

Los primeros referentes de la escena por nombrar algunos fueron DJ Dero, Hernan Cattaneo, Diego Ro-K, Carlos Alfonsin, Zuker, Javier Bussola, Aldo Haydar y PFirter. Luego Dj Dero tuvo el honor de ser el primer Dj argentino en presentarse en este multitudinario encuentro berlinés (Love parade), junto a los mejores pincha discos del mundo. Desde ese momento, la movida ha tomado un auge acelerado, en cuanto a exponentes y eventos internacionales como la famosa fiesta Creamfields, que ha llegado a concentrar 60 mil personas en la edición del año 2006.



Hernán Cattáneo


Si alguna vez hubo un artista que no necesita una presentación, tiene que ser el hombre conocido por los amantes de la música en todo el mundo simplemente como El Maestro. A lo largo de su ascenso para convertirse en un padre fundador de la escena house underground, el nombre Hernán Cattáneo se ha convertido en sinónimo de dedicación, pasión y un compromiso inquebrantable por defender una calidad musical única que es difícil de definir, pero reconocible al instante como su sonido característico.

Su trayectoria lleva de 30 años de DJ, 11 álbumes, 30 sencillos y 50 remixes. Todo este material es el legado de un toque personal único y poderoso. Durante su primera residencia de DJ en el legendario Clubland de Buenos Aires, fue la combinación ganadora de Hernán de humilde profesionalismo, pasión primordial por la música y dedicación profunda a los amantes de la pista de baile lo que le permitió dejar su huella como DJ de preparación para algunos de los nombres más importantes de la música. Y fueron sus amistades con esos nombres entre ellos Paul Oakenfold, John Digweed y Sasha lo que lo puso en el camino hacia el estrellato.

A los pocos años de embarcarse en una carrera de DJ internacional, Hernán se convirtió en el primer residente sudamericano de la marca global Cream; ganó residencias en Cream en Ibiza y Liverpool y Pacha en Buenos Aires e Ibiza; y se posicionó en la encuesta de DJ Mag Top 100 durante diez años seguidos.

La calidad de su selección y sus habilidades de producción pronto fueron reclamadas por los sellos más importantes de la casa, incluidos Bedrock, Perfecto, Renaissance y Balance. A medida que su carrera mundial crecía, también lo hicieron sus legiones de fanáticos, y se corrió la voz en todo el mundo sobre el hombre cuyos legendarios sets nocturnos tenían el poder de incendiar tus pies y hacer que tu alma cante.

Desde que se estableció como un boleto caliente en cualquier ciudad, los legendarios sets nocturnos de Hernán lo han visto conquistar todos los rincones del mundo. Desde Warung Brazil, Yellow en Tokio y Avalon de Los Ángeles hasta Stereo Montreal, Burning Man y el Ministry of Sound de Londres, apenas hay un club, festival o pista de baile en el planeta que no haya sido transportado en un viaje musical magistral que dure mucho después del reflujo. del compás final.

Pero más allá de sus propios logros y reconocimientos, hay motivaciones mucho más profundas que mueven al hombre que se ha convertido en una de las exportaciones musicales más preciadas de Argentina. Como uno de los pocos artistas enrarecidos en llegar a la cima, trabaja incansablemente para dar todo de vuelta a la escena que lo apoyó en su camino.



Radio Energy NRG 101.1