top of page

¿Cómo superar el bloqueo creativo?

Para quienes se adentraron en el mundo de la producción y para quienes utilizan su creatividad e ingenio para hacer arte, probablemente hayan padecido el maléfico "bloqueo creativo", aquello que no permite que se te caiga una idea y que, por consecuente, aparezca la frustración y el enojo, en vez del disfrute de hacer lo que uno más ama.



En esta nota se hablará del recorrido que transita todo aquel artista, como entender estos procesos, como hacer para superarlos, aprender a convivir con ello y entender así que todo es parte del camino que se debe transitar para sacar lo mejor de uno mismo.

 

¿Qué es un bloqueo creativo?

Antes de hablar de lo que es un bloqueo creativo, hay que distinguir la importancia que tiene el ser humano de poder tener "Creatividad". Esta es la capacidad de crear nuevas ideas o conceptos, de nuevas asociaciones entre ideas y conceptos conocidos, que habitualmente producen soluciones originales.


La creatividad es sinónimo del “pensamiento original”, “imaginación constructiva”, “pensamiento divergente” o el “pensamiento creativo”. Según Albert Einstein “la creatividad es la inteligencia divirtiéndose”... Esto quiere decir que cuanto más sepas, más posibilidades tenes de poder llevar esa sabiduría a la parte creativa para sacarle todo el jugo.


Sin embargo, es normal que la creatividad tenga sus altas y bajas, ya que esta depende de varios factores. Un bloqueo creativo es una situación muy frustrante para cualquier artista, ya que puede generar sentimientos negativos que lo lleven a aislarse y a sentirse decepcionado de sí mismo y/o de su trabajo.


Es esa sensación de que te quedaste sin ideas, de que sos incapaz de producir un tipo de trabajo original, o de que no podes acceder a tu propia creatividad, algo que pareciera anormal para algunos. Este bloqueo puede afectar a todo tipo de personas que utilizan la creatividad como herramienta de trabajo.

 

No todo es color de rosas

La pregunta es ¿Cuándo y por qué suceden estos bloqueos? Si bien no hay una respuesta correcta ni una verdad verdadera, los factores que pueden desencadenar este suceso pueden ser varios, entre ellos la presión, el miedo al fracaso, problemas personales, falta de motivación, cansancio y una de las más actuales, la comparación en redes sociales.


Muchos de los factores externos recién mencionados que comprenden a un artista, son los que más repercuten en su vida laboral, afectando o favoreciéndolo. Esto genera que la persona tenga la cabeza en otros asuntos, imposibilitándolo de poder concentrarse de lleno en la creación de su arte.


Sin embargo, uno de los puntos para hacer hincapié en los tiempos en los que vivimos es esta "comparación en redes". Muchos creen que lo que ven por el celular es la realidad, pero no es así... En las redes la gente no visibiliza ni un 20% de sus problemas, solo muestra el lado bueno de la vida, lo que quieren que se vea. Esto genera que el resto tenga una imagen errónea o no real de uno.


Por ende, muchos suelen ver en otros artistas solo las buenas noticias y acá es donde aparece la comparación, porque uno se empieza a preguntar " ¿Por qué a mi no me sale esto?" o "¿Por qué yo no toco tanto como esta persona?"...


La realidad es que verse reflejado en otra persona que está haciendo otro camino totalmente diferente es absurdo, ya que cada uno escribe su propia historia y a su ritmo. Este camino de la música no se basa en la comparación ni en ver a quien le va mejor.

 

Frustración

Como dijo una vez Salvador Dalí: “No temas a la perfección, nunca la alcanzarás”... Llegar a esa ansiada y utópica perfección es uno de los motivos por los cuales pueden aparecer estos bloqueos y por consecuente, la famosa frustración. Esto sucede mucho en artistas cuando no logran lo que quieren y terminan enojándose con ellos mismos.


La frustración es una auto-trampa que hace girar a los artistas en un círculo vicioso, difícil de escapar. ¿Por qué? Simple, muchas veces uno como productor quiere hacer un determinado track que le cuesta o que no llega al resultado deseado. En consecuencia a eso, termina frustrándose y, en vez de hacer algo diferente para relajar la mente, decide seguir chocándose la cabeza contra la pared hasta que salga.


Si bien la perseverancia y la constancia llevan a buenos caminos, a veces dar un paso para atrás, descansar y relajarse, te permiten hacer dos paso hacia adelante de manera más rápida, y sin generarte esos malestares psíquicos que afectan a cualquier artista.


Lidiar con la frustración no es nada sencillo ni algo que se adquiera de la noche a la mañana. Son procesos y parte del camino que uno como artista tiene que aprender a llevar.

 

Parte del proceso

Una de las primeras cosas que hay que aprender cuando uno transita este camino de ser artista y trabajar con su creatividad es que los bloqueos creativos son una parte indispensable en el proceso de aprendizaje, e imposibles de esquivar. Lo primero que hay que hacer es aceptarlos y aprender a convivir con ellos. Uno tiene que entender que no toda la vida va a tener la creatividad de siempre y, como se mencionó antes, va a haber momentos con más imaginación que otros.


A todo esto se lo puede entender como una montaña rusa con muchas subidas y bajadas. Es más, ¿Sabías que Pablo Picasso dejó un tiempo la pintura porque no se sentía realizado y se dedicó a la poesía? Hasta los mejores supieron dejar a un lado lo que más aman por el hecho de no sentirse bien ni inspirados a la hora de hacerlo.


En este camino de crear, y sobre todo en la música en este caso, lo mejor que se puede hacer es no forzar las cosas, entender los procesos, aceptarlos y tratar de llevarlos lo más relajado y natural que se pueda. Saber cuando son los momento de creatividad para poder aprovecharlos, y saber cuando uno no está para sentarse a hacer música. De esta manera vas a poder sacarle jugo a esos momentos también y hacer así otras tareas que requieran menos trabajo creativo.

 

Motivación

Estar motivado para crear es una de las patas fundamentales en los artistas. Tener un propósito o un fin es lo que lleva a uno a sacar lo mejor de si y explotar al máximo ese potencial creativo que tiene por dentro. Ese pequeño impulsor que lo lleva a uno a esforzarse para alcanzar el objetivo que tanto anhela.


Pero, ¿Qué sucede cuando no está esa motivación o cuando no hay nada que lo incentive a hacerlo? Probablemente si uno es artista, en este caso músico / productor / DJ, la motivación está simplemente en el amor por la música, el podes crear algo con el fin de decir "escucha esto que hice". Ese propósito tal vez sea mucho más fuerte que alcanzar una meta de "saqué música en x sello discográfico".


Poder generar tu propio sonido, esa marca registrada que haga que escuchen tu track y digan "Este es tuyo, ¿No?", es una de las mayores motivaciones que tienen los músicos a la hora de sentarse y crear. Sin motivación probablemente las ideas y la creatividad no salgan porque no esté al fuego vivo esa pequeña llama que está en el interior de cada uno.

 

Inspiración

Este punto es algo muy personal de cada uno. Para algunos esto puede surgir de una película, un paisaje, un libro, música de otros artistas, entrenamiento y así se podría seguir con una larga lista. De lo que es seguro es que cuando la inspiración se va, no llega rápido ni por arte de magia estando sentado en tu escritorio mirando al techo...


Muchas veces la clave está en tratar de distender la mente lo más que se pueda. Olvidarse de que las cosas no salen, desprender tu imaginación, poner la mente en blanco y dejar que esta fluya haciendo algo de lo mencionado anteriormente. Prestar atención al mundo que te rodea y disfrutarlo, esa es la clave. No frustrarse porque las cosas no salen.

Y cuando la inspiración no llega, no hay que preocuparse. Como se dijo en otro apartado de la nota, la creatividad del artista es como una montaña rusa, con buenos y malos momentos, en donde hay que aprender a convivir con ellos y saber manejarlos para que la frustración no te gane. Porque por sobre todas las cosas hay que disfrutar los procesos de aprendizaje.

 

¿Qué hacer para superar el bloqueo?

Si bien esta nota esta dirigida especialmente a los músicos, productores y DJs, estos consejos se pueden tomar como herramientas para cualquier persona que esté pasando por una situación de bloqueo creativos.


La mejor manera de superar el bloqueo es salir del espacio habitual, dejar a un lado la rutina y animarte a hacer cosas diferentes. Si como productor no te sale un determinado tipo de música, probá haciendo otro estilo totalmente diferente, algo que te genere un desafío y te permita salir del cuadrado mental en el que estas ubicado.


Si eso no resulta podes probar con relajar la mente, salir a caminar y escuchar música nueva. Darle a tus oídos nueva información sonora puede despertar en tu genio creativo cosas que hasta antes no se te habían ocurrido. Además podes encontrar tracks que nunca habías escuchado y utilizarlos en tu faceta como DJ.


Mirar tutoriales es una excelente forma de incorporar nuevas ideas. Ver como otros artistas trabajan, que técnicas incorporan y como las emplean, es una buena manera de abrir la mente y probar nuevas tácticas de trabajo que tal vez antes no se te hubiesen ocurrido, o simplemente no las conocías.


Por otro lado, una de las peores cosas que podes hacer cuando no estas inspirado para producir o crear es insistir en hacerlo. En estos casos lo mejor es dejar las cosas a un lado por un tiempo, despejarte y descansar para cargarte de energía, disminuir la ansiedad, el estrés y limpiar un poco la mente.


Otro recurso que es muy implementado por muchos es el de hacer ejercicio o meditar. Ambos son excelentes maneras de calmar la tensión muscular causada por la ansiedad o el estrés, además de que te permiten poner tu mente y pensamientos en otras cosas. Estas actividades físicas y mentales serán tus grandes aliadas para relajarte y crear una sensación de bienestar.




44 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page