top of page

La importancia de un abanico musical

Uno como DJ y selector musical tiene que estar preparado para cualquier situación o desafío que se le presente por delante, ya sea desde un público estático/inconforme, una fiesta fuera de los estándares clásicos de club nocturno hasta imprevistos que te pueden agarrar por sorpresa en un abrir y cerrar de ojos.



Es por eso que en esta nota les traemos "La importancia de un abanico musical" para que el artista pueda desenvolverse sin problema alguno ante la presencia de cualquiera de estas situaciones, sin entrar en pánico o en un constante "¿Y ahora, qué hago?".

 
Escuchar música

Tal vez parezca una obviedad, pero escuchar música todos los días es lo mejor que uno puede hacer... No solo porque este arte es un gran acompañamiento en el trabajo, en la calle o simplemente para relajarte en tu casa, sino porque además a uno como DJ le sirve para ir descubriendo nuevo material para sus próximas presentaciones.


Estar renovando constantemente tu biblioteca musical te da la posibilidad de tener material fresco, sin estrenar en la pista y con el pendrive listo por si llega a aparecer una fecha de por medio. Lo que entrenar es para un deportista, escuchar música y practicar mezclar lo es para un DJ.


Además, uno nunca sabe con lo que se puede encontrar día a día en las plataformas musicales, porque como dice el dicho "el que busca, encuentra". No es lo mismo descargar material una vez cada dos semanas, que hacerlo diariamente con una fina selección de por medio. Este segundo caso te da la posibilidad de tener un amplio repertorio que se adapte a tu gusto, con el cual puedas trabajar y desenvolverte así mucho más fácil en la pista.


Como para sacarle jugo a esta práctica muy habitual, se comprobó que la música electrónica tiene un impacto en la inteligencia y la creatividad, lo que ofrece una serie de beneficios como la estimulación cerebral, la reducción del estrés, la mejora del estado de ánimo y la estimulación de la creatividad.

 
No cerrarse en un solo género

Probablemente uno de los puntos más importantes en un DJ, por no decir el más... ser DJ no solo implica pasar música y listo, sino que corresponde a una gran cantidad de tareas a tener en cuenta, entre ellas, poder adaptarse a cualquier situación que se presente en la pista. Pero, ¿Cómo uno puede lograrlo? Simple, con un gran abanico musical.


Todos tienen un género predilecto en el cual se desenvuelven de la mejor manera, pero eso no significa que tengas que encerrarte en ese solo. Usualmente ese estilo musical lo toques cuando seas el main de la fiesta o tengas que hacer el close, en donde no hay restricciones para tocar. Pero a la hora de pasar música en un horario fuera de lo que tenías planeado, tenes que tener a mano una gran carpeta de posibilidades para no quedar con las manos vacías.


Si te gusta el house, no escuches solo house; si te gusta el techno, no escuches solo techno..., y no solo para tener música de sobra y de todos los estilos, sino que indagar en nuevos géneros musicales te va a abrir la cabeza y descubrir tracks, sonidos y productores que tal vez no hubieses conocido antes.


Privarse de escuchar música por tener otra etiqueta a la que suele escuchar es uno de los peores errores que un DJ puede cometer...

 
Ordenar la biblioteca

Aunque no parezca, ordenar tu música va a traer consigo miles de beneficios a diferencia de tirar todo en una misma carpeta. Al principio va a parecer un trabajo engorroso y que nadie quiere hacer, pero una vez que empezas, te vas a dar cuenta como las cosas se simplifican mucho más.


Organizar tu material por diferentes secciones te va a dar la ventaja de agilizar tu trabajo. Imaginate estar con los nervios arriba de la cabina, el sonido fuerte, las luces y todo lo que condiciona pasar música en una fiesta y, al mismo tiempo, buscar un track que enganche bien con el otro y con lo que el público pide... si no hay una buena subdivisión de música, la situación se puede complicar bastante.


Poder ordenarlo por BPM, género, intensidad, estilo... lo que vos quieras, pero hacerlo te va a permitir guionar de una mejor manera tus sets y elegir adecuadamente el track ideal para la ocasión sin perder el tiempo. Mismo cuando queres armar las playlist para la noche, si buscas algo más intenso, oscuro o música más alegre para una tarde en la terraza, la subdivisión te va a facilitar esta reorganización sin perder tracks en el medio del quilombo.


 
Paco Osuna

Tener el abanico musical bien desarrollado no solo te va a dar la facilidad de adaptarte a cualquier situación que se te presente, sino que además te va a permitir quedar bien con la fiesta, organizadores y por sobre todo, con tus colegas. Porque no hay nada peor para un DJ que le entreguen la cabina con una pista prendida fuego en un horario que no corresponde.


Imaginate que hayan pasado dos horas de fiesta y el DJ que estaba tocando ya tiro todas las bombas que tenia en el pendrive por no tener un extenso abanico musical con el que pueda adaptarse... prácticamente pone la noche cuesta arriba y es dificil que te vuelvan a llamar después de lo sucedido. Y sino fijate que dice Paco Osuna al respecto.



 
DVS1


 
No conocer la música que tenes

Está a la par de ir a jugar un partido sin conocer al rival. No tener noción de como son los tracks, ni que intensidad ni sonidos tienen, puede ser uno de los puntos más prejudiciales en los sets. ¿Por qué?


Si no conoces tus tracks, probablemente no sepas cuando ponerlos en el mix y poder sacarles así todo el jugo. Además si estas en medio de una mezcla, vas a estar más pendiente de como se desarrolla el track que no conoces, antes que prestarle atención a la mezcla en si.


Para que esto no suceda, se recomienda que todos los días o la gran mayoría, escuches la música que tenés descargada para conocerla aún más. Esto va a permitir que sepas hasta casi de memoria que temas poner a la hora de mezclar y no entrar en ese momento de decir "¿Y ahora que pongo?".


En el caso de que haya surgido una fecha de la nada y no tengas todos los tracks preparados, una buena forma de poder evitar esto es utilizando la herramienta de descripción que tienen softwares como Traktor o Rekordbox. Esto permite poner unas pequeñas palabras como guía en los tracks y tomarlas como referencia para que luego, a la hora de elegir los temas, sea más fácil saber cual es más conveniente.


 

No prepararse para lo inesperado

En el caso de que la gente no responda con la música que estas pasando, es cuestión de seguir una de las reglas básicas que se comenta en los cursos de DJ inicial. Es conveniente llevar una basta cantidad de música, sin importar que sobre, para poder afrontar estos casos que suelen ser muy frecuentes.


Imaginate estar tocando y que venga el organizador a decirte si podes seguir ya que el DJ que viene a continuación no llega a la fiesta o no le leen los pendrives.. ¿Le vas a decir que te quedaste sin música? Mejor prevenir siempre. Si en una hora soles tocar 20 tracks, por las dudas, llevate 100 y sin exageración.


Cuanto más tengas mejor, pero siempre acorde a tus gustos y a lo que pide la fiesta, no tener por tener, porque uno nunca sabe lo que puede llegar a suceder en la fiesta o en el after...

92 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page