top of page

Pioneer DDJ 400 vs Xone K2

No podemos dejar de entregarles estas comparativas cargadas de información que les puede servir en un futuro a la hora de elegir el equipamiento correcto para llevar a su studio.


En esta ocasión dejamos de lado los auriculares y mixers y nos enfocaremos en dos de los más aclamados controladores que circulan en el mercado. Marcas líderes a nivel mundial que saben cómo explotar su potencial y calidad al máximo. Estamos hablando de Pioneer y Allen & Heath con sus respectivos controladores: el DDJ 400 y el Xone K2.

En los últimos años y con el avance de la tecnología, estos controladores han sabido insertarse en el mundo del DJ a tal punto que, en estos días, son los más aclamados por todos. Su relación precio/calidad hacen que sean uno de los mejores para aquellos que recién comienzan o están avanzados en estos caminos del djing. A continuación les dejamos como siempre varios puntos de comparación para que ustedes mismos vean y decidan cuál es el mejor para su necesidad.

UTILIDAD


Al hablar de estas dos bestias hay que tener en cuenta que si bien son dos controladores, al mismo tiempo, cumplen funciones totalmente diferentes. Ya a simple vista uno puede notar que el trabajo que realizará con ellos se empleará de otra manera.


En el caso del K2, su función va a depender pura y exclusivamente de lo que desee el usuario. Sus multiusos permiten que el DJ experimente su creatividad al 100%, logrando que cada uno lo exprima al máximo.



Sus 171 parámetros mapeables se pueden emplear en varios sistemas digitales como Traktor o Ableton siendo estos los más utilizados, logrando una dinámica pocas veces vista en un controlador MIDI. Además de darle vida a la fiesta, con sus tres capas por equipo y layers multicolor para distinguirlos unos de otros, llamará la atención de los presentes gracias a su colorido diseño.


Además, con su función X:Link, se pueden vincular dos o más K2 a través de este protocolo, lo que amplía la capacidad de control. X:LINK utiliza un conector RJ45 estándar y distribuye energía y datos, lo que permite la conexión a dispositivos compatibles con este sistema, incluidos Xone:DB4 y DB2, para expandir los datos MIDI sin usar puertos USB adicionales.


Desde tocar con Traktor u otro sistema de DJ digital a tocar en Live con Ableton o vincularlo con un mixer externo, el Allen & Heath Xone K2 no te dejará nunca a pata y te permitirá adaptarte a como uno desee.


Por el lado del DDJ-400, su función está a la vista de todos. Poder mezclar en tu casa sin la necesidad de gastar una gran cantidad de dinero en equipos que requieren espacio y un mantenimiento delicado.

Este controlador permite al Dj amateur poder poner en práctica todas sus habilidades de mezcla con Jogs inspirados en las CDJs , pudiendo también probar los efectos y controles de looping al estilo CDJ tan característicos de la marca japonesa.


Con una simple conexión e intuitivo uso, vas a poder disfrutar de la música y tus sets desde el primer minuto sin muchas complicaciones a la hora de su uso.


COMANDOS


Este punto se podría considerar como el más desigual entre ambos controladores. Mientras que el K2 posee faders, knobs, encoders y push, en el DDJ-400 predomina por sobre todas las cosas sus dos Joggs y 16 pads divididos en 8 para cada canal. Si bien el Allen & Heath presenta mini pads, estos suelen usarse como interruptores de encendido y apagado, según se lo desee.

Los comandos del mezclador de Pioneer ya están preestablecidos, permitiendo que con una simple conexión de cable USB a la computadora, uno ya pueda comenzar a tocar. En lo que respecta al A&H, los Knobs, tanto los limitados como los de sin fin de rosca, sus faders y botones vienen vacíos. Esto quiere decir que cada usuario deberá configurarlos para el uso que desee.


Sin embargo, los creadores del K2 entienden que para los usuarios en un primer vistazo puede resultar chino básico el hecho de configurarlos, por lo que su compra trae incluida varias funciones preestablecidas para que lo uses como desees (Web Allen & Heath).


No hay que dejar de mencionar algunos de los interruptores que aparecen a simple vista en el DDJ, como los Hot Cues, Beat Fx, Sampler, Beat Loop y perillas para el monitoreo de volumen y mezcla en tu auricular.


SOFTWARE


Como bien sabemos, ambos dos son controladores digitales por lo que, de manera obligatoria, es necesario tenerlos conectados a una computadora con un software para poder utilizarlos.


En el caso del Allen & Heath K2, una de las grandes ventajas es su gran variabilidad de uso ya que es compatible tanto con Traktor como Ableton, Virtual DJ, MixVibes y Mixx. Incluso se puede usar para controlar luces o software VJ, ya que si puede recibir datos MIDI, puede recibir comandos de K2.

Esto se debe gracias a que cada usuario puede intervenir en la configuración del controlador y mapearlo como desee, dándole así un uso propio y personalizado en el software que desee. En el caso de Traktor como en el de otros sistemas de DJ, te da la posibilidad de tocar con dos canales con tres EQ más dos canales de FX o para los amantes del groove, cuatro canales para hacer mágia dentro de la cabina.


Para Ableton ya es algo puramente personalizado y propio donde cada uno podrá usarlo de la manera que quiera gracias a la versatilidad que presentan ambos sistemas.


Por el lado del Pioneer DDJ 400, este tendrá un uso compatible con Rekordbox, sistema oficial de la marca creadora, aunque también se puede mapear para Traktor (TSI). Una de las diferencias principales es su uso, ya que con solo conectarlo, los parámetros ya estarán configurados con los botones correspondientes. El Play/Pausa, Loops, Jog, Pitch, etc. Si bien esto facilita su uso para aquellos que recién están comenzando y no saben como mapear, al mismo tiempo, limita su uso en comparación con el K2.


Por otro lado, si te suscribís al plan Creative, podrás utilizar el Cloud Library Sync (librería digital de música compatible con cualquier equipo Pioneer) para gestionar sin problemas la biblioteca en varios dispositivos, y haz fácilmente versiones personalizadas de las pistas en el modo de edición (Edit).


MAPEO


Uno de los puntos que hace del K2 uno de los controladores MIDI más buscados y requeridos por la industria de la música electrónica tanto de manera profesional como amateur, es su infinidad de posibilidad de mapeo, logrando así una gran explosión de creatividad y originalidad desde el primer minuto.



En este caso, lo que haga cada control depende completamente del usuario: podes crear un diseño completamente personalizado que se adapte perfectamente a la forma en que desea trabajar. El Xone:K2 tiene 57 parámetros mapeables por capa de uso. Al tener un total de tres layers, proporciona en general 171 comandos que serán ruteados para poder hacer lo que quieras.


Como recordatorio visual rápido, al alternar entre capas, todos los interruptores asignados a una capa en particular se iluminarán en el color apropiado.


Por el lado del DDJ-400, su uso se podría considerar como "tradicional" ya que posee dos canales con EQ, Jog, Pitch y efectos con parámetros ya pre establecidos, al igual que botones de Play/Pausa y Cue.

Lo único que se podría modificar son los pads que se encuentran en la parte inferior del controlado. Estos 16 botones juegan una suerte de CUES en los cuales, con una previa configuración, el usuario podrá ir directamente a diferentes partes del track que desee, cumpliendo así la misma función de aquellos que se encuentran al lado de la pantalla de las CDJ.


PLACA DE SONIDO


Ambos controladores presentan una placa de audio que les permite reproducir el sonido digital de las computadoras y reenviarlo hacia los equipos de sonido con la información que se transmite en los equipos.

En primer lugar, la placa de sonido interna de alta calidad del K2 es de cuatro canales (2 estéreo) de 48 kHz del K2 ofrece opciones de configuración para aquellos usuarios que utilizan este dispositivo con auriculares y un sistema de mezcla o con un mezclador externo. Las opciones de configuración incluyen usar el K2 con un par de auriculares, alimentar un par de auriculares y un sistema PA, o conectarlo a un mezclador de DJ externo.


Por el lado de la DDJ-400, su placa de sonido es de 24 bit/44.1 kHz con un rango frecuencial de 20 - 20000 Hz. Una de las características principales de su sonido es su conexión Plug and Play: Gracias a la tarjeta de sonido incorporada, simplemente tenés que conectar el controlador a tu computadora con el cable USB proporcionado para encender y comenzar a tocar.

Además, para mayor flexibilidad, poder optar por escuchar tu mezcla a través de los parlantes internos de la computadora, unos parlantes de escritorio conectados o reproducir a través de un parlante inalámbrico. En lo que respecta a sus conexiones de audio, este aparato incluye una interfaz de sonido con salida master en RCA.



KNOBS Y FADERS


Como hablamos en la sección de mapeo, los parámetros del K2 pueden ser utilizados para cualquier función que el usuario le quiera dar. Sin embargo ahora vamos a hablar de los controles físicos que tiene y que uso se le pueden llegar a dar.

Esta bestia inglesa tiene 52 controles físicos, incluidos 12 codificadores giratorios analógicos y 6 sin fin con interruptor pulsador, 4 faders lineales y 30 interruptores de rendimiento retroiluminados, dándo así lo que comentábamos de los 171 parámetros de mapeo disponibles.


En lo que respecta al controlador de Pioneer, los controles están ubicados de la misma forma que en la configuración del NXS2 profesional. Esto te va a permitir desarrollar tus habilidades usando una interfaz similar a la del reproductor estándar de todos los clubes del mundo y mejorar tus mezclas con los efectos Sound Color FX y Beat FX que incluyen curvas inspiradas a partir del mezclador DJM-900NXS2. De manera rápida y sencilla te vas a sentir a gusto actuando en las cabinas de DJ, por lo que el DDJ es un buen instrumento de práctica para antes de salir a la cancha...

Para explicarlo de otra manera, lo que hace el DDJ-400 es emular dos compacteras gracias a su Jog, Pitch, botones Play/Pausa y Cue, y por otro lado, también emula a un mixer con sus faders, perillas de Gain y ecualización.


DISEÑO


Duradero como él solo, el K2 posee un chasis de línea delgada, controles suaves al tacto y apariencia minimalista que diferencian a este controlador del resto. También hay mucha sustancia: el Xone está diseñado según los renombrados estándares de calidad de audio y construcción de Allen & Heath, incluido el uso de tuercas de acero en todos los controles giratorios para proteger los circuitos contra daños por impacto.


Con una dimensión de 135 x 30 x 392 y un peso de 0,4 Kg, el Xone:K2 viene embalado en un estuche acolchado negro como estándar. Además de mantenerlo seguro en el camino, el estuche también sirve como soporte, elevando el K2 hasta la misma altura que la mayoría de los mezcladores de DJ profesionales.


Por el contrario, el DDJ-400 presenta un diseño más rígido y propenso a daños ante cualquier choque. Sin embargo, a pesar de su estructura de 48.2 cm de ancho por 5.85 cm de alto, una profundidad de 27.24 cm y un peso de 2.1 kg, su diseño portátil hace que puedas llevar este controlador a donde quieras gracias a que es fácil de agarrar y es de poco peso en comparación a su tamaño.


PRECIO


En nuestra tienda vas a poder encontrar el Allen & Heath K2 a un valor de $87.500, mientras que en otras web lo vas a encontrar cerca de los $90.000 o más.


Por otro lado, si bien no manejamos productos Pioneer, el precio que se maneja por el DDJ-400 ronda entre los $100.000, valor más elevado que su competencia.




247 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page