10 CLUBES ARGENTINOS


Esta vez nos ponemos melancólicos y recordamos 10 clubs argentinos, de antes y de ahora, lugares que nos hicieron vivir grandes momentos de felicidad, donde la música se torna protagonista y se apodera de quienes la bailan hasta que salga el sol.

Seguramente bailaste en alguno de estos y pasaste las mejores noches de tu vida. En la nota en cuestión, vamos a retribuirles algo de todo lo que nos dieron y ahondaremos en la vieja historia de estos mágicos lugares para conocerlos mucho más.

 

Pacha

Si se habla de la rica historia que posee la música electrónica en el suelo argentino, si o si hay que mencionar y destacar al mítico lugar por donde la gran mayoría pasó alguna vez, el inigualable Pacha.


Ese lugar fue más que una discoteca, ahí se gestó una cultura que continúa hasta la actualidad. Fue la cuna de la escena electrónica local que comenzó en 1993 y cerró en 2016.



Allí surgieron los primeros amores por este estilo musical y donde la escena de Argentina empezó a hacer eco por todo el mundo. De ser un simple punto en el mapa para los DJs, a ser uno de sus lugares predilectos y favorito por todos.


En su momento tuvo un brillo esplendoroso y perteneció a una época que fue perdiendo su mística a medida que el negocio se hacía cada vez más masivo. El punto de quiebre para la escena local fue la tragedia de la Time Warp, en 2016. A partir de allí y por problemas legales, la famosa cadena que surgió en Ibiza en 1973, tuvo que cerrar sus puertas en tierras albicelestes para siempre.


Sin embargo, la rica historia que posee este lugar permite que lo recordemos como uno de los mejores. Por acá pasó Madonna, Chris Martin, Depeche Mode, Maradona, Coppola, Luis Miguel y más. La gente de la tele aparecía en Pacha, las modelos que estaban en las tapas de las revistas también. Ricardo Fort, cuando aún no era aquel excéntrico empresario que supo ser.

Por la famosa cabina estuvieron todos: Desde las primeras mezclas de un joven y rapado Hernan Cattaneo que todavía no había pisado Europa, hasta los históricos Fatboy Slim, Deep Dish, Paul Van Dyk, Chemical Brothers, Sasha, Above & Beyond y muchísimos más.


Lo que pasaba en el mítico club ubicado en Costantera, luego se replicaba en otros lados. En la reunión de los dueños de las franquicias, los españoles se preguntaban qué pasaba en la sede de Buenos Aires, de dónde salía esa energía.


Sin embargo, ir a Pacha no era para cualquiera. Para los que no tenían auto, el traslado hasta la Costanera era difícil porque apenas pasaban los colectivo (algo que sigue sucediendo en estos días). Pero además el ingreso era complicado: había que conocer a alguien, estar en una lista o pagar una fortuna. A pesar de esto, la diversión estaba garantizada. Moda, glamour y tragos de calidad; Pachá fue top.




Te dejamos una de las últimas noches del mítico club de la mano de Jay Lumen en 2016


Ahora el lugar reabrió, pero bajo otras manos y con otro nombre, Moscú. Su música varía entre la cumbia, reggaetón y pop en la pista principal. Afuera, en la terraza, mantiene la mística de la música electrónica y los amaneceres junto al Río de la Plata, aunque ya nada es lo mismo.


A pesar de no poder revivir aquellas noches que quedarán para el recuerdo, quienes tuvieron la suerte de estar allí, saben que como Pacha, nunca hubo y habrá otro.


 

Big one / Palacio Alsina / L´Inferno / State / Club one

Ubicado en el barrio de Monserrat a pocos pasos de la 9 de Julio, la discoteca fue sin duda una de las más famosas en los años 90. Para quienes no lo recuerden como Big One, tal vez lo hagan como Palacio Alsina o L’Inferno. Una construcción hermosa, con orígenes comerciales de principios de siglo XX brindaba un espacio de apertura y libertad para todos.


Con una capacidad aproximada de 1800 personas en sus tres pisos, llegó a ser uno de los más colmados en su época de mayor esplendor. Ofrecía barra libre por un costo no muy elevado, música electrónica, house, gunky y pop.


Palacio hizo historia en la noche porteña, pasó por varios nombres pero más o menos la esencia siempre fue la misma. Allá por el ´96 se llamó III Milenio, luego al año siguiente subió un número más y pasó a ser IV Milenio los viernes y los sábados L’Inferno.


En su infraestructura se destaca una pantalla led que abarca toda la parte trasera del escenario hasta cubrir todo el techo de la pista, dándole una inmensidad aún mayor.


Entre aquellos nombres más destacados se encuentra el paso de Carl Cox, Sven Väth, Joris Voorn, Tiesto bajo el legado de Palasio Alsina por el 2005.





 

Crobar / Buenos Aires News

Antes de su llegada en 2006, funcionaba la discoteca Buenos Aires News. El lugar que acogió el desembarco fue CABA, más precisamente en el barrio de Palermo en los míticos Arcos del Sol situados al lado de Av Libertador y a pocos metros del Hipódromo de Palermo



Introducimos en Buenos Aires la