ALLEN & HEATH XONE K2

Con una tecnología y versatilidad casi nunca antes vista en un controlador, el Xone K2 llegó para revolucionar el mundo de la música electrónica. Su abanico de posibilidades hace que los demás MIDI sean obsoletos ante su presencia.

De contextura mediana pero con peso en la cabina invaluable, esta bestia de la marca inglesa permite que el artista deleite a los oyentes con pura magia sonora. Sus 171 comandos mapeables no sólo lo hacen único, sino que despierta en quien lo usa, una creatividad invaluable.

Es por esto que les traemos una guía completa y llena de información sobre este controlador para que conozcas todos sus detalles, trucos y le saques el mayor jugo posible.
 

MIDI

Para hablar del Xone K2, primero hay que explicar que es un MIDI. Es un dispositivo tecnológico que describe un protocolo y permite que varios instrumentos musicales electrónicos, ordenadores y otros dispositivos relacionados se conecten y comuniquen entre sí. Una simple conexión MIDI puede transmitir hasta dieciséis canales de información que pueden ser conectados a diferentes dispositivos cada uno.


Los MIDI más reconocidos son los pianos y controladores que, con una conexión USB y una simple configuración, ya están listos para ser usados junto con tu computadora y DAW correspondiente.

En el caso del K2, una de las grandes ventajas que tiene es que puede ser utilizado para cualquier función que el usuario le quiera dar, siempre y cuando el DAW con el que lo utilices, lo permita.


Desde mapeos personalizados al 100% hasta algunos que podes descargar desde páginas oficiales que se verá más tarde. La versatilidad que brinda este controlador de la marca inglesa se ha visto muy pocas veces en otros apartados. Es la mezcla perfecta entre faders, knobs, pads y un diseño minimalísta y único.


 

MAPEOS

Uno de los puntos que hace del K2 uno de los controladores MIDI más buscados y requeridos por la industria de la música electrónica, tanto de manera profesional como amateur, es la gran cantidad de uso que se les puede dar, logrando así una gran explosión de creatividad y originalidad desde el primer minuto.


En este punto, el controlador se divide en tres capas con 57 parámetros disponibles, dando un total de 171 interruptores en los cuales se les puede asignar una acción determinada, siempre y cuando el programa con el que lo vayas a utilizar disponga de esa posibilidad.