top of page

Compacteras vs Vinilos

¿Acaso la tecnología simplificó el trabajo del DJ o le quitó la esencia misma a la mezcla de tracks? Otras de las tantas dicotomías que surgen y se cuestionan en este mundo es si el vinilo es mejor que las compacteras o viceversa...


Mientras que los discos dominaban el mundo de la música, empresas como Pioneer y Denon, estaban creando equipos que se convertirían en la mano derecha de los DJs, las famosas compacteras que llegaron para revolucionar por completo la forma de mezclar y trabajar en las fiestas.

Sin embargo, su llegada al mundo de la música no descartó por completo el uso de los históricos vinilos, estas herramientas amadas y odiadas por mucho que fueron el motor principal para que el DJ ocupe ese lugar tan importante que hoy goza.
 

Inicios


¿Quién alguna vez no ha escuchado hablar de Thomas Edison y sus inventos que revolucionaron la vida del ser humano? Curiosamente, y para sorpresa de muchos, el creador de la bombilla eléctrica fue una de las patas fundamentales para el desarrollo de lo que hoy conocemos como vinilo.


En 1878 fue el primero en patentar el fonógrafo, un aparato capaz de grabar y reproducir sonido. Esto lo hacía mediante la transformación de energía acústica en mecánica, quedando grabada en cilindros recubiertos de cera. Al entrar en contacto con una aguja conectada a un amplificador, permitían escuchar los sonidos registrados.



Sin embargo, 10 años después, Emile Berliner inventó el gramófono. En este caso, el registro estaba en un disco que al entrar en contacto con una aguja, podía ser escuchado repetidamente. Pero no fue hasta 1948 cuando aparecieron los primeros discos fabricados con vinilo, ya que, los anteriores se hacían con materiales de procedencia metálica y otros compuestos mucho más frágiles.


Mientras los vinilos dominaban el mundo de la música, en un segundo plano, empresas como Pioneer y Denon, estaban creando a la par equipos tecnológicos que pasarían a convertirse en los fieles referentes de los DJs.


Una vez que estas empresas japonesas vieron el mercado, para finales de los '80 y principios de los '90, el lanzamiento de las primeras compacteras marcaron un antes y después en el mundo de la música electrónica, y por sobre todo en el DJ. Desde la Pioneer CDJ 300 y la Denon DN-3000F, hasta las revolucionarias CDJ 3000 y las DN-SC6000... un camino marcado por la crítica, el rechazo, la pasión y un claro amor para las máquinas que le facilitaron gran parte de la vida al DJ.

 

Vinilo


Los discos de vinilo (o gramofónicos) son un medio de almacenamiento de sonido analógico en forma de disco de policloruro de vinilo, el cual se estría en una forma espiral modulada. El surco empieza cerca de la periferia del disco y termina cerca de centro.



Existen en diferentes tamaños y se los puede clasificar dependiendo:

  • De su diámetro (pulgadas): 12", 10" y 7".

  • De su velocidad angular en Revoluciones Por Minuto (RPM): 45, 33 y medio, 78.

  • De la cantidad de material que contienen: Sencillos (una canción por lado), Extended Play (3-5 canciones) o Long Play (más de 5 canciones).

Calidad


No todos los discos de vinilo son iguales. Ni mucho menos. Su calidad de sonido depende de tres factores esenciales: de la toma de sonido (al igual que cualquier otro formato), del máster del que procede, del prensado y proceso de fabricación del disco. Si alguno de estos eslabones de la cadena falla, su calidad de sonido se resentirá.


¿Dónde y cuándo surgió?


El primer vinilo fue grabado por Enrico Caruso, cantante italiano, en el año 1902. Este llegó a vender 1 millón de copias. En términos masivos, fue introducido oficialmente en 1948 por la compañía Columbia Records en los Estados Unidos como una evolución muy mejorada de los anteriores discos de 78 rpm (mucho más frágiles debido a su material). Actualmente, el término vinilo se suele utilizar para indicar en particular el formato LP (discos de 30 cm girando a 33⅓ revoluciones por minuto).

 

Compacteras


Las grandes máquinas que dominan el mercado, principalmente las Pioneer o Denon, acompañaron el desarrollo y evolución de la tecnología que se hizo notar con el paso de los años. De vinilos a CDs, de CDs a pendrives y la moda de este último tiempo, las pantallas táctiles.



Desde finales de los '80 y mediados de los '90 hasta hoy, todos estos avances facilitaron el trabajo del Disc Jockey a la hora de mezclar, pero esto no significa que haya sido fácil adaptarse. En aquellos primeros años donde daba sus primeros pasos la CDJ 300 o la CDJ 500, las críticas aparecían donde antes estaban los aplausos o la ovación del público. El cambio del vinilo al CD no era algo a lo que se estaba acostumbrado ni aprobado. Hasta algunos DJs, sino tocaban a la antigua, se negaban a hacerlo.


Pioneer, la empresa japonesa fundada en 1938 por Nozomu Matsumoto, fue la pionera de los avances tecnológicos en el mundo de la música electrónica y la responsable de que hoy exista una gran variedad de aparatos para tocar.


Si bien no fue la más reconocida ni la que mejor les funcionó en esos tiempos, en 1992 Pioneer sacó a la luz la CDJ 300. Una innovación jamás antes vista que trajo más polémicas que soluciones. El rechazo por parte del público fue la causa de un inicio poco esperado.


A partir del 2005 en adelante, Pioneer y Denon fueron compitiendo mano a mano con modelos muy similares y características idénticas: Jog Wheel, pantalla, cue, software, entre otras cosas. En esta lucha por el poder hay una ventaja: Los que salen favorecidos son los consumidores de estos productos, porque cuanto más quieran superarse el uno al otro, mejores máquinas sacarán y más fácil y divertido será tocar con ellas.


 

Ventajas


Hay un punto en particular que destaca a los vinilos por encima de cualquier otro formato, y es su música. Hoy en día los lanzamientos en este formato son muy limitados debido a la oferta y demanda que tienen, pero aquella música que salía hace 10-15 años es inigualable y posee una calidad de producción que difícilmente se encuentre en estos días en una plataforma digital.



No por desmerecer a la música de hoy en día, sino todo lo contrario. Hay tracks que solo fueron editados para su formato vinilo, por lo que nunca se podrán encontrar disponibles en las plataformas digitales. Además estos lanzamientos son, por temas logísticos y de costos, muy limitados. Por lo que, encontrar uno en específico, puede volverse una búsqueda del tesoro.


Además los amantes de la música consideran que es una experiencia mucho más íntima. El hecho de poder palparlo y ponerlo en el tocadiscos hace que el mezclar música se vuelva un ritual mucho más social en comparación a sólo presionar los botones de una CDJ.


Sin embargo, lo que no lo tienen uno, lo tiene el otro. Porque ¿Acaso estaba dentro del imaginario del DJ poder hacer Hot Cues, Loops, ver el gráfico del tema o hasta el BPM? Claramente estas funciones fueron importantes y significativas ventajas que posicionaron a las CDJs entre las más aclamadas en el último tiempo.



Nadie va a negar que esteticamente es mucho más placentero y divertido tocar con vinilos, pero las posibilidades que brindan las compacteras no tienen comparación. Sus múltiples modos (Vinyl, CDJ, Slip, Sync), el seteo de puntos para improvisar y cargar información adicional al track hacen que la labor de un DJ no solo rija en mezclar sino en también darle al oyente algo "nuevo" gracias a este abanico de posibilidades que brindan.

 

Desventajas


Todo lo bueno siempre tiene algo malo...ya de por si los vinilos no son lo más cómodo para transportar a las fechas, y menos si los tenes que llevar en avión. Aunque no lo crean, un pequeño bolso con 40/50 vinilos requiere de un gran cuidado para que no sufran golpes que los pueda llegar a arruinar por completo. Su sensibilidad hace que cualquier cosa dañe la calidad del sonido.


Ahora, a la hora de tocar, hay que tener en cuenta muchos detalles que pueden hacer la gran diferencia en una presentación. Las bandejas tienen que estar bien acustizadas para que las vibraciones de la mesa no hagan saltar la púa, mismo sucede con el retorno, tiene que estar lo suficientemente lejos para que el potente sonido no afecte el trayecto de la púa.



Por otra parte, los mismos vinilos van sufriendo un desgaste cada vez que los utilizas debido al roce de la aguja. Esto con el tiempo va a afectando su contenido, generándole rayones o pequeños ruidos no deseados en el track original. Además su mantenimiento tiene que ser en ciertas condiciones de humedad y temperatura a fin de evitar alterar su estructura.


Del lado de las compacteras el panorama es completamente otro. El problema acá surge en los posibles desperfectos técnicos que puedan llegar a aparecer. Imaginate subirte a la cabina para tocar y que de repente no te lean los pendrives o que el rekordbox no haya guardado de manera correcta los tracks que seleccionaste para esa noche.


Si bien no son problemas de los propios equipos, son cosas con que los DJs tienen que lidiar. Pueden también aparecer inconvenientes con botones que no andan o propios desperfectos que arruinen una presentación.

 

Sven Vath


 

Pampa




 

E110101



 

¿Con qué es mejor mezclar?



 

Actualidad


En días en donde la tecnología ya es algo cotidiano en la vida de las personas, muchas optan por salirse de la caja y buscar nuevas, o no tan nuevas, formas de sobrevivir. Entre todos estos, están aquellxs DJs que esquivan la pantalla y reviven el viejo hábito de los vinilos.


Un hábito que, con la aparición de las primeras compacteras, CDs y pendrives, se dejó de lado por completo. Sin embargo, y muy de a poco, los discos de 12'' empezaron a tomar cada vez más forma hasta posicionarse como uno de los elementos más vendidos en el mercado: del 2010 al 2022 se ha pasado de vender apenas 3 millones de discos en este formato a un total de 43,5 millones de unidades.



Esto también trajo consigo una gran camada de artistas que frecuentan su uso como una vieja costumbre para mantener viva la propia esencia del DJing y los valores de mezclar a oído, sin la ayuda de pantallas que lanzan constamente información.


Sin embargo, hay también una realidad a la cual no se puede escapar. La situación económica a nivel mundial ha hecho que los costos en vinilos se vuelva cuesta arriba. La escasa materia prima para crearlos y la gran oferta de compradores, trajo consigo aumentos que no fueron bien recibidos por todos. A eso hay que sumarle algunos incrementos hacia los vendedores de plataformas como Discogs que, por consecuente, para mantener las ganancias monetarias, se ven en la obligación de aumentar el precio de sus productos.


Por su parte, las compacteras no hacen otra cosa que crecer y crecer. La tecnología avanza y ellas van por detrás, generando nuevas herramientas para el DJ y su simplificación a la hora de subirse a la cabina. Desde pantallas táctiles, conexiones a Internet hasta accesibilidades jamás pensadas por el artista.

94 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page