Miedos del DJ

¿La gente bailará? ¿Se habrá exportado bien el pendrive ? ¿Estaré a la altura de la fiesta y mis colegas? Miedos del DJ... un punteo de momentos que es mejor no vivir pero de los cuales siempre hay que estar preparados para enfrentar y superar sin que afecten la mágica noche del artista. Todos estos son "gajes del oficio" con los cuales uno tiene que aprender a convivir. Sin embargo nadie dice que sean momentos que uno tenga que soportar. Debido a esto, decidimos traerles la otra cara de la moneda del DJ porque no todo lo que brilla es oro.


 

1- Fallas en los equipos

Imaginate estar tocando y que de repente las CDJs no lean tus pendrives o que directamente tu compu se apague en el medio de tu set. El terror, la desesperación y las miradas de los espectadores van a inundar a un DJ sin respuestas. Bueno para estas situaciones siempre hay una posible solución.


Probablemente no haya un DJ que trabaje en el mundo que no haya tenido alguna variación en la falla del equipo en un momento u otro, y la forma de lidiar con eso es siempre la misma: tener un plan B planeado, y no asustarse cuando algo sale mal.

Depende de donde estes tocando, puede ser que ese salvavidas lo tenga preparada la propia fiesta, pero siempre esta bien llevar uno propio.


Por otro lado, llevar un sólo pendrive en la noche es casi tan arriesgado como pasar un track que nunca escuchamos antes. Hay más chances de que nos salgan las cosas mal antes que bien, porque no hay ningún beneficio en llevar uno solo pendrive.


Imaginate subir a la cabina con toda la adrenalina de estar por tocar delante de mucha gente, y que de repente, la compactera no te lea el pendrive. ¿Qué haces sino tenés uno de repuesto? La noche soñada se va por la ventana.

Para evitar pasar uno de los peores momentos en la vida de un DJ, se recomienda copiar y pegar la carpeta que tenemos pensada pasar en la noche a otro pendrive (demora de 20 a 30 min aproximadamente) y así nos ahorramos un gran disgusto.


Por otro lado, para evitar problemas de posibles apagones con la compu, lo mejor es consultar a los organizadores de la fiesta que equipos ponen a disposición para tocar, para poder estudiarlo si es que no lo conocemos e ir con un peso menos encima.

 
2- Mala organización

Si bien esto no depende del artista en absoluto, puede llegar a influenciar en el desarrollo de la noche. Imaginate estar con muchas ganas de tocar delante de tus amigos que invitaste y cuando llegan a la entrada no los dejan pasar.


O ponete en la situación de la velada mágica en donde el set salió diez puntos y cuando vas a cobrar, no te dan la plata que habían arreglado o nunca te pagan.

Todas estas situaciones quedan ajenas al propio artista y la única forma de solucionarlo es mediante el aprendizaje y el propio olfato de cada uno. Con los años y las noches, uno va entendiendo donde hay que meterse y con quienes trabajar. Pero al principio en tus primeras presentaciones, todas estas situaciones sirven como pura enseñanza para el futuro.


Otra forma de poder preveer esto es dejar escrito en algún lado todos los términos y condiciones en los cuales la fiesta tiene que cumplir para satisfacer las necesidades de la estrella de la noche. Ya sea bebidas, invitaciones especiales, fee y requisitos que el artista puede solicitar.