TIMECODES

La llegada de la tecnología en el mundo del DJ logró liberar a todos los artistas de las pesadas mochilas y valijas llenas de vinilos que tenían que llevar cada noche que tocaban, por unos simples pendrives cargados con lo último en música.


Esto hizo que las bandejas de vinilos queden en desuso y por consecuente, se saquen de circulación en la mayoría de cabinas del mundo.

Sin embargo, con el paso de los años, las marcas líderes vieron que los recurrentes usuarios de los discos seguían estando vigentes, por lo que decidieron darles una pequeña actualización, pero siempre manteniéndolos dentro de sus raíces.

Es acá cuando surgen los famosos Timecodes. Bandejas de vinilos con la estructura tradicional, pero con la posibilidad de usarlas con un sólo vinilo y un software que les provea las pistas digitales.

Gracias a esto, les traemos una guía completa para que te puedas informar acerca de esta útil y fascinante herramienta musical.

 

¿Qué son?

La emulación de vinilos o mejor conocida como DVS (Digital Vinyl Sistem) es un procedimiento que permite manipular físicamente la reproducción de archivos de audio digital con una computadora usando unos discos especiales sobre giradiscos convencionales como medio de control de la reproducción, preservando así la sensación y el tacto de estar pinchando con discos de vinilo.

La ventaja adicional es que permite utilizar tocadiscos para reproducir grabaciones de audio que no están disponibles en formato fonográfico. Es decir, si nosotros hacemos algún efecto o tenemos un tema propio que lo queremos tocar con vinilos, este formato de Timecodes nos lo permitirá hacer.


Este método le da la posibilidad a los disc-jockeys de generar efectos sonoros como el scratch o el beatmatch, así como producir otros efectos en un giradiscos que serían imposibles manejando solamente el teclado y el ratón de una computadora, o dispositivos de control menos táctiles.