Todo sobre mixers Xone



Desde los cimientos de la industria musical, Allen & Heath se ha rediseñado hasta ser hoy una de las empresas Top y más elegidas por artistas de todo el mundo. Sus consolas son claro sinónimo de calidad asegurada por donde se lo vea y protagonistas de las mejores fiestas.


Creada en 1969 con base en Penryn, Cornwall, Inglaterra, esta marca creció bajo las órdenes de Andy Bereza, Ivor Taylor y Andrew Stirling. Su primer gran golpe en la escena se dio en 1970 cuando construyó una consola de mezclas cuadrafónica personalizada para la banda Pink Floyd, la MOD1, que Alan Parsons utilizó para mezclar en vivo. Esta bestia se puede ver en su película "Live at Pompeii". Además, la marca construyó mezcladores para Génesis y The Who.


Ya en el Siglo XXI, la empresa todavía estaba prosperando y buscando algún hueco en el mercado para instalar un nuevo producto. Allen & Heath tenía algunos miembros del personal investigando y se propusieron descubrir por qué el sonido siempre era tan malo en los clubes nocturnos y en las grandes fiestas con DJ. Pronto examinaron los equipos que se utilizaban y descubrieron que nunca hubo salidas balanceadas de las mesas de mezclas. Los clubes nocturnos gastaron mucho dinero en equipos como parlantes y luces, pero parecían usar mezcladores baratos de mala calidad, sin tener en cuenta que esto haría un gran cambio en el sonido.


A&H lanzó su solución a este problema. Al principio estuvo lejos de ser perfecto, pero luego de recibir sugerencias de los DJ sobre cómo podrían mejorar el producto, hicieron el artefacto perfecto. Seis meses después lanzaron la serie Xone en la exposición Plaza de Londres. La fortaleza de Allen y Heath es detectar un área en la industria que podría funcionar con un nuevo producto y eso fue lo que hicieron.


¿Qué es un mixer y para que sirve?


Un mixer es básicamente el artefacto que hace realidad la magia de la mezcla. El equipo recibe señales de audio, de las cuales controla el volumen y la salida a la cual se dirige. En la ecualización, separa las frecuencias para que el DJ pueda dar con el balance deseado en la mezcla. Ya sea de 2, 4 o 6 canales de entrada, los mixers expanden lo que el artista puede hacer, desde filtros de sonido o efectos, pasando por loops y hasta improvisando en vivo con varios tracks sonando a la vez y haciendo que parezca uno solo.


Artistas que respaldan Xone