AUDIO DIGITAL

La llegada de las nuevas tecnologías al mundo de la música generaron un cambio disruptivo. Entre tantas otras, el audio digital fue un antes y un después para todos.


Si bien al principio no era bien visto, aquello que trató de competirle a lo analógico, hoy domina fuertemente el mundo del audio a tal punto que casi ya no se puede pensar la música sin lo digital.

La posibilidad de pasar y convertir esos pesados y costosos archivos analógicos fue un camino que desencadenó en uno de los inventos más revolucionarios en las últimos décadas en la industria de la música. Decidimos traerles una nota bien completa y nutritiva acerca del audio digital.

 

¿QUE ES?

El audio digital es la codificación digital de una señal eléctrica que da origen a una onda sonora. Estas ondas van a ser las que representen el sonido en un equipo. Consiste en una secuencia de valores enteros y se obtiene de dos procesos: el muestreo y la cuantificación digital de la señal eléctrica.


El muestreo consiste en establecer la amplitud de la señal eléctrica a intervalos regulares de tiempo. Para cubrir el espectro audible del ser humano (20 a 20 000 Hz) suele bastar con tasas de muestreo de algo más de 40 000 Hz, es decir el doble de lo necesario. Con 32 000 muestras por segundo se tendría un ancho de banda similar al de la radio FM o una cinta de casete, es decir, permite registrar componentes de hasta 15 kHz, aproximadamente.

Para reproducir un determinado intervalo de frecuencias se necesita una tasa de muestreo de poco más del doble. En los CD, que reproducen hasta 20 kHz, se emplea una tasa de muestreo de 44 kHz.